jueves, 27 de marzo de 2008

LA PATRIA ES PRIMERO

Somos muchos los millones de mexicanos que estamos hartos de que la simulación y la mentira sean, en este país, el método de gobierno más socorrido y también más efectivo. Somos muchos lo que ya no toleramos la impostura del sistema. A los que el obsceno bombardeo de propaganda gubernamental no nos ha terminado de convencer todavía de que habitamos en ese país idílico -que existe sólo en la pantalla del televisor y en el discurso político de quienes tienen hoy el poder en las manos- donde se vive ya una democracia plena amenazada sólo por provocadores que no se resignan a aceptar su derrota. Somos muchos los que no olvidamos las trampas desde el poder en la última elección presidencial y quienes aun nos sentimos burlados, ofendidos y obligados a lavar esa afrenta.

Somos millones los que nos resistimos a pensar que la corrupción –y corrupción es también ganar a la mala- es, en tanto irremediable, una forma de vida, casi la única y que sólo nos toca aceptarla so pena de ser tildados de rijosos o fanáticos. Somos muchos los que aun creemos que, más allá de los intereses particulares –gremiales o empresariales, partidistas o de aparato- bajo los cuales, acomodados y conformes solemos ampararnos, hay un interés superior y es el de la nación y que en torno a ese interés, con ese interés como bandera, podemos y debemos marchar.

Somos muchos pues los que aun pensamos que en efecto la patria es primero en tanto que “la patria –como dijo AMLO este 25 de marzo en el Zócalo- es el ámbito de inclusión donde lo que se defiende es la continuidad del proyecto democrático”.

Somos muchos también, los que más allá de los conflictos internos en el PRD, de las triquiñuelas o malas mañas, de la traición de sus propios dirigentes a los principios fundacionales (“patria para todos” dicen esos principios) de esa organización, sentimos y sabemos que hay todavía mucho por hacer desde la izquierda democrática.

Una izquierda más amplia todavía que el propio PRD, más audaz en sus formas de organización y de acción, menos vulnerable ante la seducción del poder establecido y ante sus propios vicios.

Somos muchos los que sabemos, que a pesar de los embates, del aparente desmoronamiento de la segunda fuerza política del país, que la izquierda, esa izquierda que debe reinventarse continuamente, no se agota en las corruptelas de unos cuantos.

Para que este país cambie y pueda vivirse en él con más dignidad, en un ambiente de justicia, democracia y paz hace falta ese impulso ético, esa pasión por las mayorías, esa creatividad que va más allá de los dogmas del marxismo, que rompe con los moldes del aparato político tradicional y se convierte en una corriente vital, en un aliento profundo, motor de las transformaciones aun pendientes en nuestro país.

Somos muchos los que tememos y con razón que el gobierno intente enmascarar, con su reforma y por más que lo niegue, una privatización sui géneris pero privatización al fin, de PEMEX y que con eso acoten drásticamente las posibilidades de un desarrollo social con justicia y equidad.

En el pasado los priistas se valieron de la riqueza petrolera para perpetuarse en el poder. PEMEX y su sindicato eran, no sólo su caja chica, sino su instrumento de corrupción más importante; con ese dinero sucio engrasaron por décadas el mecanismo que mantuvo vivo el antiguo régimen. El PAN, que vivió parte de esa bonanza y si no habría que preguntarle a Mouriño de dónde viene su riqueza, necesita ahora y por las mismas razones, esa misma moneda de cambio. ¿Por qué no habría de entregar el petróleo o lo que sea si otro tanto se ha hecho ya con la banca o una parte vital del espacio radioeléctrico?

Así desde una indignación que no cesa. Desde la esperanza de que no habremos de caer victimas del aletargamiento o la frustración. Saludo y celebro el último discurso de López Obrador en la Plaza de la Constitución. Acostumbrados a buscar sus gazapos, a enfatizar sus fintas de peleador de mitin, que son demasiadas y que no le hacen demasiado bien a nadie, escapó a muchos en la prensa nacional, el carácter fundacional de ese discurso.

No dio AMLO en la plaza el banderazo de salida sólo a quienes habrán de realizar bloqueos, sentó, me lo parece, la simiente de lo que puede volverse un ariete de transformación. Ojalá mantenga ese tono. “Suba al pueblo” con su discurso y no ceda ante la tentación de pulsar, de manera eficiente pero elemental, a las masas.

El petróleo hace patria. En torno al petróleo se construye, se organiza una visión de la patria. De la patria entendida como un espacio donde la democracia no es sólo la disputa periódica del poder sino un sistema que permite mejorar las condiciones de vida de las mayorías. En torno al petróleo y su defensa puede armarse, se está armando ya, la nueva izquierda que este país necesita, una que no olvide de nuevo, que la patria es primero.

16 comentarios:

Rodrigo Santiago dijo...

El petróleo no hace a la patria. A la patria se la hace con trabajo honesto y esfuerzo, no con combustibles fósiles y mucho menos con plantones, marchas y bloqueos fascistoides que únicamente dañan al ciudadano común e indefenso que lo que quiere es vivir en paz.

P.d. Somos más los que estamos hartos de las amenazas de un pseudoiluminado que quiere imponer su visión de Estado por la fuerza, pero con la cobardía de escudarse tras las faldas de las mujeres...

Umbher dijo...

Sí son muchos ustedes, también somos muchos nosotros, los que no creemos en en eso que usted se empeña en llamar "izquierda democrática" que pretenda continuar con el proeyecto de la democracia.
¿Cuándo en México se ha tenido una izquierda democrática? ¡Nunca! Porque esa entelequia no existe. Mucho menos se tendrá una izquierda moderna.
Lo moderno, señor Ibarra, siempre es algo pasajero y cuando verdaderamente algo es moderno, nunca pasa de moda.
Izquierda democrática y moderna sólo existe en el discurso de los que tienen la mente calenturienta.
¿Sé es democrático cuando se niega el dialogo y el debate?
Eso de las "camisas blancas" (y por qué blancas y no negras o rojas o cafés? O es qué acaso saldrán con la cursilería de que el blanco simboliza la pureza de los ideales patrioticos?, Pureza que no hemos visto en las izquierdas de ninguna latitud del Orbe), bien, decía que eso de las camisas blancas suena a Voltaire (al que tanto idolatran algunos "democráticos") al revés: "No me importa lo que digas, ni como lo digas, ni donde lo digas, pues defenderé hasta con mi vida MI DERECHO A QUE NO LO DIGAS.
Escuche lo que dice LuLa Da Silva, presidente de Brasil, creo que de izquierda: "México considera que PEMEX es una diosa intocable".
Nos está diciendo idolatras, fanáticos, primitivos, retrogradas. Eso, para que vea, sí calienta una coca-cola en el refri.

Patricio dijo...

Saludos Epigmenio.

Eres de lo poco decente que todavía se puede leer en Milenio; muy bueno tu artículo, y también tu carta de la semana pasada al PRD.

Patricio, ex monero de Milenio.

EL ALEX CINCUENTON dijo...

tscarodm
TIENES TODA LA RAZON EPIGMENIO,Y PARAFRASEANDO A BENEDETTI,...EN LA CALLE CODO A CODO SOMOS MUCHO MAS QUE DOS.

Comité El Petróleo es de México dijo...

Una vez un amigo economista me dijo que si en una relación costo beneficio, el petróleo o cualquier otro recurso natural por privados daría mas ventajas al interés público (finanzas y su uso en la redistribución equitativa y justa de la riqueza) pues que era mejor administrarlo de esa forma y dejar a un lado el nacionalismo. Ahora, en cuanto a la defensa del petróleo hem,os demostrado cómo es su carácter público (en términos prácticos) lo que más le conviene al interés general de los mexicanos. Los argumentos sí, los hemos dado desde el punto de vista histórico y nacionalista, pero también y no menos importante desde el punto de vista práctico; es decir,poniéndolo en términos tecnocráticos, LE CONVIENE MÁS AL INTERÉS PÚBLICO Y DE LAS FINANZAS NACIONALES MANTENER EN CUALQUIER CARÁCTER Y FORMA LA POSESIÓN Y MANEJO DE LOS RECURSOS NATURALES, EN ESPECIAL EL PETRÓLEO. Invito a visitar nuestro blog, entre otros, para que vean cómo es que la historia y la economía demuestran lo dicho.
Un saludo
Comité El Petróleo es de México

Rodrigo Santiago dijo...

Patricio: ¿Es decir que cualquier que no comulgue con tus ideas es un indecente? Vaya, y yo que creía que la "izquierda" es la primera que defiende y arropa a quienes piensan distinto...

Lamentablemente, ese tipo de intolerancia en menor grado que denostas la magnifica AMLO al tildar a todos aquellos que pensamos distinto como "Traidores". ¡Háganme el favor!

Quiere decir que si yo soy un ciudadano que no robo, no hago daño, trabajo honestamente, pago impuestos pero quiero comprar acciones de Pemex para ser un auténtico dueño de ese petróleo que dicen es mío, me convierto en automático para "la izquierda" en un "Traidor" a mi País... menuda tolerancia la que manejan ¿eh?

El Agüelo dijo...

Patricio, ¿andas un poco ardidillo? Tal vez el estilo, e incluso la mentalidad de mas de un articulista de Milenio a mi tampoco me agraden.
Pero letra por letra, La Jornada dedica mas tiempo a dar linea en sus artículos, a decir verdades a medias en favor, ya no de la izquierda, ni del PRD sino del Peje, y a ocultar o maquillar datos que no favorezcan a ese personaje. Además de publicar pequeñas calumnias de vez en cuando con bastante descaro.
El Milenio es ligerito, nada trascendente en general... pero bastante mas imparcial y honesto.
Lástima que mejor te saliste, eso da una idea de tu capacidad de tolerancia hacia los que no piensan como tu.
Gracias al Señor Epigmenio por seguir aquí.

Zashcha dijo...

Don Epigmenio, usted es una de las personas en que mas gasto tiempo para informarme, por sus equilibrados e informados puntos de vista, y sobre todo por que es usted una de las pocas personas realmente conocedoras de esta voragine de sucesos y situaciones que a nuestro México acontecen. Pero eso de que "el petroleo es patria", con todo respeto señor, es una soberbia tontería. Acá en europa donde un servidor vive, el nivel de vida es mucho mas alto que en nuestro querido México, y el petroleo es un "bien" es un "insumo", no una "patria", bueno, ya ni en Cuba y Rusia lo es!, caramba!, dejense ya se tonterías, dejen que México avanze carajo!

Rafa dijo...

Hola Epigmenio, me pareció bastante acertado en muchos aspectos lo que dices, pero mas allá de los puntos que pueda estar de acuerdo o no contigo, tu último párrafo me pareció verdaderamente genial y coincido en tu visión de la democracia más allá de un procedimiento, al respecto he escrito algo hace ya un tiempo pero es la primera publicación de mi nuevo blog, en fin, concuerdo contigo y me gustaría, si es posible, que checaras mi blog, hasta este momento el texto del que te hablo es el único que he publicado. Gracias. http://lacabezaderafa.blogspot.com/

ericka dijo...

Que patria puede hacer el petroleo por favor?? el petroleo no es mas que un recurso con el que contamos los Mexicanos y que obvio debemos explotar en su totalidad por bien nuestro. el que se use de bandera politica para recuperar espacios perdidos por ocurrentes medidas en contra de la sociedad en tomas, bloqueos y mentiras de un fraude jamaz comprobado y una sarta de mentiras y errores productos de arrogancia y autoritarismos personales con nombre y apellidos andres m. lopez. Por que si la izquierda es tan tolerante y tan progresista no espera a que realmente y con pruebas de que alguna reforma privatizadora aparezca se enfrasque entonces en su defensa feroz y convincente con verdaderas razones de peso y fundamentadas de que le conviene o no al pais hasta entonces creo que todo lo demas son solo mitines electoreros y amenazas de violencia de las que si millones de Mexicanos sr. epigmenio estamos hartos, cansados y hasta la m..adre porque no mejor cada cual se pone a trabajar y se deja de amenazas y rabietas inutiles para que el pais si pueda en lo posible seguir hacia un mejoramiento social. Ya basta de falsos mesias que a traves de la historia mas daño que bien le han hecho al pais. Ya basta de izquierdas beligerantes que solo causan daño y retraso a sus correligionarios, y basta ya de falsos intelectuales que al amparo de colores partidistas quieren convencer al populo de sus preferencias y añoros del poder politico y economico personales.

Marco dijo...

Epigmenio, estoy contigo, me da tristeza ver la falta de memoria sobre privatizaciones que reina en las opiniones vertidas en tu blog. Cuando el pais se vaya a la kierda que no nos echen la culpa, nosotros lo advertimos, juar juar.

Salvador R. dijo...

¿El petroleo hace patria?

¿ y la cultura?

Nuestro pasado precolombino no vale, creo que esta afirmacion suya es arriesgada, ademas esta plagada de ideslismos...

Si en dado caso se llegara a privatizar la industria pretrolera(¿?) no creo que los mas de 100 millones de mexicanos perdieramos identidad.

Ahora siguiendo su logica...
¿Que haremos cuando se acabe el petroleo?
¿Se acabara el pais acaso?
¿Se desmorara todo lo que nuestra historia construyo?

No concuerdo con esa idea suya del "petroleo hace patria"

MZR dijo...

pero estamos mas hartos de la doble moral de la izquierdita que nada mas da pena ajena con sus elecciones ejemplares, esa misma izquierdita que se llena la boca EN VER LA PAJA EN EL OJO AJENO Y NO LA VIGA EN EL PROPIO!!

¡¡CAYERON EN LO MAS BAJO, NO TIENEN MADRE!!

POR ESO SON LA ANTI-PATRIA, LA ESCORIA DEL PAIS!!!

CALDERON IMPONDRA SU REFORMA, PEJELE A QUIEN LE PEJE!!

¡¡LLEGO LA HORA DE LA NOCHE DE LOS CUCHILLOS LARGOS, LA HORA DE LA ULTRADERECHA!!!

MZR dijo...

SI TIENE DIGNIDAD DEJE DE APOYAR POR EL AMOR DE DIOS A UNA PERSONA QUE NO LE INTERESAN LOS POBRES, SINO EL PODER POR EL PODER DIZQUE DEFENDIENDO EL PETROLEO ,A EL LE INTERESA IMPONER SU VERDAD, TENGA UN POCO DE DECORO Y APOYE AL INGENIERO CARDENAS, ÉL, QUE SI AMA A MEXICO Y QUE REALMENTE ESTA CONSCIENTE DEL PROBLEMA , POR ESO YO NO CREO EN LA izquierdita del peje , ni la de encinas ni ninguna izquierda ya que Cardenas Padre nunca fue de partido de izquierda ni polarizó al pais, ni atacó a la derecha que es muy valiosa para Mexico

El Agüelo dijo...

¿Como ganó Fox la presidencia? Entre otros trucos mediáticos se presentó como un "macho".
Así es México, en el fondo hasta Jesusa le gusta ponerse bototas y portarse como una machorra.
¿A que viene esto? El señor AMLO esta aquí par destruir a la izquierda, no para ayudarla.
¿Saben el precio "publicitario" que tendrá esta última chistosada de AMLO? ¿Saben como le va a cobrar la gran mayoría de los y las mexicanos el que se haya puesto detrás de un ejercito de faldas para continuar con su estrategia de berrinches huecos lejanos de todo contenido objetivo y claro?
Pues ya lo verán, ya verán como esta rayito de esperanza termina de enterrar a la izquierda en México.
Tristemente somos un pueblo de machistas (tanto los hombres como las mujeres) y no votaremos por un bocón que se esconde detrás de miles de faldas.
Ni modo, lástima del trabajo del ingeniero Cárdenas.

Gabriela dijo...

Invitación para Epigmenio Ibarra a la presentación de los libros Represión y rebelión en México
(1959-1985) de Enrique Condés Lara. Martes 6 de mayo a las 19:00 hrs., en el Claustro de Sor Juana.