jueves, 30 de julio de 2009

LA REINVENCIÓN DE LA IZQUIERDA

En este país donde hace años no hay crecimiento económico real y donde cada vez más mujeres y hombres se quedan sin un empleo permanente y digno. Aquí donde hay cada vez más pobres y los pocos ricos son cada vez más ricos. Donde la justicia está al alcance sólo del que puede pagar por ella. Donde imperan la impunidad y la corrupción y entre funcionarios venales y delincuentes se reparten la patria –o lo que queda de ella- como botín y deciden, a capricho, sobre vidas y haciendas. Aquí en donde la televisión privada, como en ningún otro país del mundo, hace y deshace a su antojo: leyes, reglamentos, usos y costumbres, métodos educativos, gobernantes. Donde los magnates de la pantalla –antes soldados del PRI- han convertido, a base favores y presiones, a la Presidencia de la República en una especie de “vicepresidencia corporativa de asuntos nacionales”. Aquí, en donde después de dos gobiernos fallidos al hilo y una transición democrática trunca nos enfrentamos al hecho, prácticamente consumado, de la restauración del antiguo régimen. En esta patria de la desmemoria, del dolor de tantos, de la rabia que crece en muchos otros y en esta patria que lo es también de la indolencia y el conformismo. Aquí, digo, hace falta con enorme urgencia un contrapeso eficaz; algo que por una vez incline decisivamente la balanza del lado de las mayorías empobrecidas. Hace falta una izquierda que sea capaz de hacer un esfuerzo honesto, consistente, radical, de transformación. Una izquierda capaz de reinventarse y con la fuerza y la capacidad para reinventar el país.

Empeñados como están en defender sus respectivas cuotas de poder, no atinan los dirigentes de los distintos partidos de la llamada izquierda electoral a siquiera entender la magnitud de su debacle. No quieren escuchar las verdades que la gente les dijo en las urnas. Les falta honestidad intelectual y también valentía para poder hacerlo. Menos todavía pueden entender que han terminado, todos, por volverse un estorbo.

Aquí no hace falta que los “Chuchos” limpien el partido y se decidan, por fin, a expulsar a los que apoyaron a otros partidos. Tampoco, por cierto, que los expulsados se vistan ahora de rojo y defiendan a un partido que, como el PT, tiene tan evidentes vicios de origen. No se trata de discutir la propiedad de las franquicias electorales; en manos de quién quedará el control de la bancada de diputados o quién se habrá de quedar con el grueso de las prerrogativas electorales.

No es un dilema burocrático, de aparato el que enfrenta la izquierda electoral mexicana en este momento y no sirven para un carajo ni los llamados a una unidad impensable e imposible, ni el que unos u otros se rasguen las vestiduras y lancen anatemas y expulsiones al por mayor.

Conviene tomar conciencia de que el PRD se acabó; más bien se lo acabaron. Lo mataron entre todas las tribus y dejó de ser una herramienta eficaz de transformación. Miente el que afirma que en el PRD el debate es ideológico; no son las ideas las que lo separan; son la ambición y la mezquindad resultado de que, la mera proximidad del poder, transformó a luchadores sociales en burócratas, marginó a aquellos que, a pesar de todo, mantuvieron sus principios e hizo que se aproximaran, con todos sus vicios a cuestas, multitud de aventureros de toda laya.

Decenas de miles de mexicanos dieron su vida, centenares de miles enfrentaron la persecución, la represión y la cárcel para construir al PRD. Finalmente millones de ciudadanos, durante todos estos años, dimos nuestros votos para hacerlo gobierno. ¿Qué fue de todo eso? ¿Cómo se dieron, los líderes institucionales y los ahora proscritos, el lujo de mandar tantos años de lucha, tanto sacrificio al carajo? ¿Por qué se creen ellos todavía capaces de conducir un proceso de refundación? ¿Qué resultados presentan ante la militancia, ante el país para reclamar ese papel? ¿Con qué solvencia moral pueden otra vez pedir un voto de confianza a aquellos millones de ciudadanos que ya les dieron en el 2006 sus votos?

No se trata de refundar un aparato sino de reinventar, como una opción real de poder y transformación del país, a la izquierda electoral mexicana. Eso, que es tan urgente, pasa necesariamente por un proceso de autocrítica que, a todas luces, quienes hoy ocupan los liderazgos son totalmente incapaces de hacer; les sobran ataduras y les falta compromiso. Ni piensan en el país, ni piensan en el futuro; sólo son capaces de calcular cuántos votos pueden sumar para su causa en el 2012. Allá ellos. Que sumen y resten adeptos, clientes, cómplices. Que conspiren y maniobren; le saquen jugo a los celulares, ayudantes y camionetas. Que jueguen al poder mientras en realidad sólo sirven como peones, como legitimadores de los que, para tragedia nuestra, hace décadas lo detentan. La tarea de reinvención de la izquierda corresponde a otros hacerla; otros con imaginación, con frescura, con ganas de cambiar el mundo y no sólo de cambiar su situación personal.

4 comentarios:

Jovi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jovi dijo...

SR. EPIGMEDIO IBARRA.

LEI SU COLUMNA EL DÍA HOY, EN MILENIO Y LE HAGO LA SIGUIENTE PREGUNTA, ¿POR QUÉ SE QUIERE PONER A LA DERECHA COMO LOS DEMONIOS Y A LA IZQUIERDA COMO LOS ÁNGELES SALVADORES, DE LA SITUACIÓN EN MÉXICO?

HACE 50 AÑOS FORMÉ PARTE DE UNA COMISION POLITECNICO QUE FUE A RECIBIR AL PRESIDENTE OSWALDO DORTICOS, DE LA CUBA DE CASTRO RUS, YA QUE EN ESA EPOCA PARA NOSOTROS LOS JOVENES EL COMUNISMO ERA LA SOLUCION A TODOS LOS PROBLEMAS DEL MUNDO, PERO UN SR. ME HIZO EL SIGUIENTE COMENTARIO, "JOVENCITO, DEJE DE ANDAR PERDIENCO EL TIEMPO Y DEDIQUESE A SER UN HOMBRE POSITIVO Y APRENDASE ESTAS DOS FRASES, EL PODER ES LA DROGA MAS PODEROSA DEL MUNDO, QUE AL PENDEJO EMBORRACHA Y AL INTELIGENTE LO ATARANTA", "PARA QUITAR UNA DICTADURA HAY QUE PONER OTRA DICTADURA"

ACTUALMENTE TENGO 13 AÑOS DE JUBILADO Y CON EL PASO DEL TIEMPO HE CORROBORADO LA VERACIDAD DE ESAS DOS FRASES, YA QUE EN CUBA NO HAY QUIEN QUITE A LOS HERMANOS CASTRO, DESPUES DE 50 AÑOS EN EL PODER, Y EL PROBLEMA DE MEXICO, SON LOS MEXICANOS QUE TIENEN 200 AÑOS PELEÁNDOSE POR EL PODER, Y SE LO DEMUESTRO DE LA SIGUIENTE MANERA.

DESPUES DEL MOVIMIENTO DE INDEPENDENCIA DE DON GUADALUPE VICTORIA A BENITO JUAREZ, PASARON 52 AÑOS Y TUVIMOS 52 PRESIDENTES, DESPUES DEL MOVIMIENTO DE REVOLUCION, HUBO 3 PRESIDENTES QUE FUERON MATADOS, Y POR TERCERA OCASION Y DESPUES DE DEJAR EL PODER EL PRI, EL PLEITO POR EL PODER ESTA ENTRE EL PAN Y EL PRD.

USTED ANDUVO EN EL MOVIMIENTO DEL 68, E INCLUSIVE TENGO ENTENDIDO QUE USTED ESTUVO PRESO POR DICHO MOTIVO, NO ESTOY JUSTIFICANDO A DIAZ ORDAZ NI A ECHEVERRIA POR HABER REPRIMIDO A UN GRUPO DE PERSONAS QUE QUERIAN IMPONER OTRO TIPO DE GOBIERNO (COMUNISMO), Y USTED Y YO, LO SABEMOS QUE ASÍ FUE, PORQUE EN TODO CASO, PORQUE NO SE JUZGA A BENITO JUAREZ QUE TAMBIEN MATO A MEXICANOS QUE QUERIAN IMPONER UN GOBIERNO MONARQUICO.

LO QUE NECESITAMOS EN MEXICO NO ES UNA IZQUIERDA SALVADORA, SINO FUNCIONARIOS HONESTOS QUE CUMPLAN CON SUS OBLIGACIONES POR LAS CUALES FUERON ELECTOS, EN PAISES COMO HOLANDA, SUIZA, SUECIA, ETC. QUE TIENEN GOBIERNOS QUE NO SON DE IZQUIERDA, NO SE QUEJAN DE SUS GOBIERNOS PORQUE TIENEN FUNCIONARIOS HONESTOS.

POR ULTIMO, LE PIDO DE FAVOR QUE DEJEN DE ETIQUETAR A LA DERECHA COMO DEMONIOS Y A LA IZQUIERDA COMO ANGELES SALVADORES, Y SE PUGNE POR FUNCIONARIOS HONESTOS, LO QUE NO HEMOS TENIDO EN 200 AÑOS.


ATTE. RUBEN MARTINEZ RODRIGUEZ
Tel. 3538 4272 (nextel)

Roberto dijo...

Asi o mas claro, Ibarra!!!!
Sr. Ruben Martinez, le aplaudo y me pongo de pie. Al pan, pan y al vino, vino.
Pequeña corrección de texto, si me lo permites, Ibarra:
"No queremos escuchar las verdades que la gente nos dijo en las urnas. Nos falta honestidad intelectual y también valentía para poder hacerlo. Menos todavía podemos entender que hemos terminado, todos, por volvernos un estorbo."
Pues eso.

Lusuru dijo...

Nadie esta poniendo a la derecha como demonios y a la izquierda como salvadores eh, simplemente el PAN ya lleva gobernando 9 años y las cosas siguen igual o peor y no hay que justificarse con que "la crisis mundial" porque antes de eso el PAN gobernó 6 años y no hizo casi nada.

Funcionarios honestos piden y entonces si tan honestos ha sido el gobierno federal de Fox y ahora Calderón ¿donde estan todos los funcionarios y politicos corruptos del PRI? ¿estan en la cárcel? no verdad, entonces en que quedamos...