jueves, 29 de octubre de 2009

PAN Y PRI DOS CARAS: UNA MISMA MONEDA

Continúa el sainete. Se enredan los autores del paquete fiscal. PAN y PRI se echan la culpa de la inminente alza de impuestos mientras se perfila el rostro del que habrá de cargar con el peso histórico de esta pifia monumental.

Felipe Calderón, que se sabe en la mira, de repente y en el colmo de la desesperación, haciendo suyo el discurso de AMLO, se lanza contra la iniciativa privada y acusa a las grandes empresas de no pagar impuestos. Presiona, quema sus naves, sabe que todos, menos él, podrán, al final, escurrir el bulto.

Prometió empleo y no cumplió. Prometió no subir los impuestos y tampoco cumplió. Su sexenio su agota. Los partidos que lo sostienen habrán de endosarle toda la culpa y convenientemente hacerlo a un lado. Chivo expiatorio habrá de ser. Presidente bisagra, será su mote, el que dio pié a la restauración.

Nadie en el PRI o en el PAN, por otro lado, quiere compartir con Calderón el peso de una medida tan impopular como irracional e inoportuna. Pero nadie propone una salida distinta. Tanto el 1% adicional al IVA del PRI o el 2% del impuesto de la pobreza representan de nuevo la salida fácil.

Para tapar el boquete fiscal y paliar los efectos de la crisis los dos partidos mayoritarios quieren aplicar la misma receta de siempre; cargarle la mano al contribuyente, al ciudadano ya de por sí agobiado por la crisis, al que no le queda más remedio que llevarse la mano al bolsillo –y sin tener empleo- pagar más para sobrevivir apenas.

Espantados ante la posibilidad de que la gente les cobre en las urnas el nuevo agravio se culpan mutuamente con el cinismo más descarado. Es el suyo sólo un espectáculo mediático; caminan por la misma senda pero no tienen el valor de reconocerlo. Puestos de acuerdo en lo esencial difieren en lo táctico; cuidan sus votos, no al país.

En ninguno, entre los muchos políticos panistas o priistas que han salido a la palestra, hay el menor asomo de autocrítica, tampoco, el más mínimo compromiso con las grandes mayorías empobrecidas.

No tocan ni con el pétalo de un recorte los millonarios presupuestos de propaganda oficial, no se atreven a recortar salarios y prebendas de los grandes funcionarios, menos todavía a reconocer la responsabilidad de los mismos en los continuos fracasos, en la bancarrota virtual, que su errática gestión ha provocado en las empresas paraestatales y las distintas dependencias del gobierno federal.

Lo suyo es la simulación. Como en el caso de la Compañía de Luz fabrican culpables y los exponen al linchamiento mediático. Tienen un formidable aparato propagandístico –que pagamos todos- para desviar la atención de los verdaderos responsables. Nada se dice de quienes a lo largo de todos estos años dirigieron esa dependencia; de los que establecieron las políticas, supervisaron el servicio, fijaron las tarifas, firmaron licitaciones y contratos, endeudaron a la dependencia.

Hablan de los males del sindicalismo como si no hubieran sido ellos los que hicieron crecer ese monstruo, los que, a punta de privilegios, lo mantienen vivo e impune en tanto les garantiza la permanencia en el poder.

Combaten a unos; los incómodos, mientras continúan sus tratos oscuros e indignos con otros. Persiguen a Esparza y tranzan con Elba Esther. Liquidan electricistas y dejan medrar a petroleros.

Se olvidan los del PRI de los años de corrupción, ineficiencia y caos en el que sumieron al país. De cómo convirtieron en botín el erario público. Se olvidan los del PAN del fracaso de sus supuestos planes alternativos y de su sumisión frente a aquellos a los que, siguiendo el mandato popular expresado en las urnas, deberían haber desplazado del poder.

La verdad es que cogobiernan; que el PAN no tuvo los arrestos para hacer una limpia a fondo y abrir nuevos horizontes. La capacidad de asimilar usos y costumbres del antiguo régimen que les permitió instalarse en el poder habrá de ser paradójicamente la causa de su caída.

Mantuvieron vivo al PRI, le abrieron las puertas y este partido, hoy, de vuelta, viene por ellos.

Fue con Vicente Fox, el que prometiera la captura de peces gordos, con quien se inició la debacle. Falto de coraje, de lucidez, de patriotismo puso a cargo de la hacienda pública a los mismos de siempre y al mantener intactos los pilares del antiguo régimen, al hacer uso de los mismos resortes para garantizar “haiga sido como haiga sido” el ascenso de Calderón al poder marcó inevitablemente el destino de su partido.

El modelo neoliberal, su modelo, hace ya décadas que no funciona y lo saben, lo sabemos todos porque hemos pagado muy caro su tozudez, su ineficiencia, su apego a un dogma; “El consenso de Washington”. Orgullosos contables de empresas que no estadistas cuidan la macroeconomía, el déficit público, hacen a la gente pagar lo que no tienen y hunden todavía más al país.

Pese al intercambio de acusaciones proponen PAN y PRI lo mismo; son lo mismo. Así de sencillo.


http://twitter.com/epigmenioibarra

4 comentarios:

Raúl dijo...

Esta vez sí concuerdo con usted practicamente en todo.

Hay que aceptar que aunque su discurso siempre es para defender a algunos, estos también tienen la culpa, al final todo es lo mismo, los que ustéd defiende hoy, seguramente estarían subiendo los impuestos sin importar lo que hayan prometido en campaña.
La gente acostumbra seguir a los políticos por como se expresan arriba de los templetes, en lo que es otro universo, la realidad es cuando están sentados en la silla y se dan cuenta de que (dándoles el beneficio de la duda)lo que prometieron tal vez con buena intención, no es ni remotamente aplicable a la realidad.
En cuanto a la toma de Luz y Fuerza, hipoteticamente, si alguno de los que usted apoya lo hubiese hecho, ya lo veo a usted y a sus camaradas aplaudiendole por ser "tan valiente" y el presidente que si se atrevió a tocar a los intocables. ¿A poco no lo aplaudiría? no nos hagamos tontos.

Bueno ahi queda de tarea, ya esta el ejemplo, si alguno de los que usted quiere para presidente 2012 llega a ganar, que se anime y que truene al SNTE o STPRM, a ver si es cierto, le apuesto que habrá para ese sexenio epidemia no de "influencia" si no de amnesia, con usted y todos sus camaradas formados para la vacuna.

Todos buscan lo mismo, si seguimos defendiendo a los mismos siempre vamos a estar igual.

Saludos

El Agus dijo...

Me parece que si hay otras propuestas en cuanto a la Ley de ingresos; no creo que el PT, Convergencia o incluso el mismo PRD se aferren simplemente a decir que no sin plantear soluciones diferentes.

Lástima que esas propuestas no salgan en los medios masivos de comunicación y por lo mismo la gente no se entere de ellos.

Triste es nuestra situación.

Lusuru dijo...

Estoy de acuerdo, el PAN se alió con el PRI desde el sexenio de Fox, ahora está pagando el PAN, lo único que ha logrado es fortalecer al PRI perdiendo elección tras elección y coincido plenamente en que va a ser el presidente de la Restauración, si no ocurre algo extraordinario, le va a entregar al país de nuevo al PRI, triste fin para un presidente ¿del empleo?

Moisés Cárdenas dijo...

Tu nota es muy buena pero, en la misma línea de muchos otros, la situación lamentable de este país, 10 o 20 o más analistas políticos, concluyen usualmente en el mismo punto: la situación del país es crítica, estamos cayendo desde hace tiempo en un pozo del que no se ve cuando podamos salir, mientras nuestros genios políticos – fox, calderón, beltrones, ortega, paredes y la lista de nombres con minúscula, no merecen ser registrados como personas, puede ser larguísima – marcan el futuro de este sufrido país de agachados (de Rius). Puedo citar a muchos, me quedo esta vez con lo indicado por Ricardo Rocha en su editorial de ésta mañana, refiriéndose a la catastrófica situación que vivimos gracias al panpriprd y las comparsas concluyendo con “la necesidad de la refundación del país como único remedio” y cuestionando que, “sólo falta saber quien lo puede hacer”. Esto último es el problema; no se remediará nuestra situación concluyendo que estamos muy mal; Igual y rumiamos nuestra desgracia y nos sentamos a observar como este país se hace pedazos, cómplices nosotros de esta situación por no hacer nada más que quejarse o testimoniar o, aún peor, vemos a nuestros hijos empobreciéndose, sin empleo, buscando opciones en otros países y aceptando que el tal calderón y sus secuaces camarales nos claven más impuestos o terminen con nuestros recursos naturales y vendan lo poco que nos queda, hasta nuestra dignidad y honra a otros países. Tanto hablar y quejarse agota, y termino preguntando: ¿no habrá gente dispuesta a buscar otras alternativas para obtener soluciones “pacíficas” de cambio? ¿No habrá alguien que pueda encabezar un intento para organizar a todos aquellos que, como yo, creemos que ya no sirve la queja si no va acompañada de acciones conducentes a buscar el cambio en este país? Yo, al menos estoy preparando algún tipo de ideas que pueden ser propuestas para buscar nuevas alternativas para este mi país y mis ideas se las voy a mandar a quien pueda de las personas que creo que pueden tener recursos de comunicación, como tú o espero enviarlo en la red para tatar de encontrar personas afines y dispuestas a intentar algo. Algo hacer pero no quedarme rumiando mi tristeza por lo que nos pasa. Ojalá tu o alguno de los que pueda contactar me den alternativas. Las necesito, las busco desesperadamente.